¿Qué nevera comprar para casa con placas solares?

Qué nevera comprar

Todos sabemos que tener placas solares es una excelente opción para aportar energía limpia a nuestros hogares. Desgraciadamente, uno de sus puntos flojos es que hacen falta bastantes unidades para poder abastecer una casa al completo con sus grandes electrodomésticos, como las neveras.

Si tienes placas solares en tu vivienda o te lo estás planteando, puede que te preguntes qué nevera puedes comprar para alimentarla con placas solares. Pues bien, has llegado al lugar indicado. Acompáñanos.

Neveras de bajo consumo para placas solares

En este artículo vamos a mostrarte algunas de las opciones más atractivas que tienes a tu alcance para elegir el mejor frigorífico de bajo consumo para placas solares. Del mismo modo, te daremos algunos consejos sobre cómo elegir la nevera más adecuada para tus necesidades.

En cada hogar, el frigorífico suele ser uno de los electrodomésticos que más energía consume a lo largo del año. Por ese motivo, si lo que pretendes es ‘darle de comer’ con la energía de tus placas solares, tendrás que elegir bien qué producto compras.

Frigoríficos de bajo consumo para placas solares

A continuación te recomendamos algunas de las mejores neveras para casas con placas solares que puedes comprar. Por supuesto, a pesar de ello, tendrás que comprobar también otros detalles que te mencionamos más adelante, como la potencia de tus paneles, pero eso lo veremos luego. De momento, ahí va nuestra selección:

LG GBB72NSEFN

Este modelo de LG dispone de nevera y congelador independientes, y ambos disponen de la máxima puntuación en eficiencia energética (A+++), por lo que su bajo consumo está garantizado. Dispone también de compartimento independiente de zona fresca para fruta y otro más para carnes y pescados.

Está construido exteriormente en acero inoxidable y dispone de motor inverter. Su capacidad neta total es de 384 L, mientras que su consumo anual es de sólo 193 kWh. Está claro que es un aparato grande, para servir a toda una familia al completo y que podrás alimentar con placas solares con cierta facilidad.

Haier 3D 60 Series 3 HTR3619ENMN

Haier 3D 60 Series HTR3619ENMN

Haier nos trae una nevera con una excelente relación calidad/precio, que no tiene nada que envidiar a otras de mayor coste. Este modelo 3D 60 Series 3 dispone de motor inverter y tres puertas: refrigerador, congelador y una tercera zona de temperatura intermedia ideal para descongelar o enfriar más rápido.

Esta nevera Haier está acabada en acero inoxidable. Su capacidad es de 348 L, bastante notable, mientras que el consumo anual es de 265 kWh. No es un consumo tan bajo como el de modelos de gama alta, pero sigue siendo interesante para su precio.

Hisense RT267D4AWF

Hisense RT267D4AWF

En un escalón por debajo de los anteriores, encontramos este interesante modelo de dos puertas, aunque en este caso con el congelador en la parte superior.

El acabado exterior es en blanco y su capacidad más modesta: 205 L en total. Eso sí, a cambio es bastante más pequeño, por lo que no requiere de tanto espacio. El consumo anual es bastante contenido, de 222 kWh, y su clasificación energética, A+. Su gran baza, sin embargo, es su reducido precio.

Minineveras de bajo consumo para placas solares

Quizás dispones de espacio reducido en tu casa (o puede que en tu caso tengas una caravana o un vehículo grande para viajar). Quizás simplemente no necesites un gran aparato para enfriar. Entonces los siguientes modelos que hemos seleccionado para ti te van a encantar:

Frigorífico bajo encimera TEKA

Frigorífico bajo encimera Teka

La conocida firma de electrodomésticos de cocina Teka nos ofrece esta mininevera, ideal para colocar debajo de la encimera, como si fuera un lavavajillas. Su color es blanco y tiene una excelente eficiencia energética A++/F (según el año de la ficha), consumiendo tan solo 172 kWh al año.

La capacidad total es de 84 L. En su interior encontrarás otra minipuerta correspondiente a un pequeño congelador integrado de 14 L, algo que no todas las neveras de este tamaño tienen. Esto demuestra que estamos ante un producto de gran calidad.

Nevera Minibar CREATE

Nevera Minibar CREATE blanco

Create nos brinda una nevera de reducidas dimensiones, ideal para espacios pequeños o necesidades ligeras. Tiene una potencia de sólo 65 W, lo que es ideal incluso para una sola placa solar. Su consumo estimado es de 100 kWh anuales.

Utiliza tan solo 13 g de gas refrigerante, por lo que podremos despreocuparnos de recargar el gas de la nevera. Su puerta es reversible, y su capacidad es de 43 L. Eso sí, no hay congelador. No se puede tener todo. También disponible en negro, aunque esa versión suele ser más cara.

Mininevera Severin KB 8872

Mininevera Severin KB 8872

El fabricante Severin nos trae un modelo de nevera mini de tan solo 45 L, con unas cifras de consumo ridículas: 80 kWh anuales. Sin duda, será una gran aliada de la mano de tus placas solares.

En su interior alberga un pequeño compartimento de 5 L que no es un congelador (no tiene), sino una zona de mayor refrigeración, especial para lácteos y embutidos. Está fabricada en Alemania, tiene puerta reversible y sus medidas son tan compactas que te cabrá en cualquier sitio. Además, su precio contenido es otro gran punto a su favor.

Cecotec mini bar GrandCooler 10000 Silent Black

Cecotec mini bar GrandCooler 10000 Silent Black

La marca española Cecotec pone a nuestra disposición una mininevera de 46 L que, además, tiene un precio sin competencia, como suele ser habitual entre sus productos.

Dispone de un sistema denominado Auto Defrost para descongelar rápidamente, lo que facilita el mantenimiento. Puede proporcionar temperaturas entre 5 y 15º de forma ajustable. Su consumo es de tan solo 104 kWh anuales. No dispone de congelador, pero existe una versión superior que sí trae un pequeño compartimento para cubitos de hielo y algo más.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar una nevera para placas solares?

Elegir la nevera adecuada para que se adapte a la cantidad de energía limitada que proporcionan las placas solares no es fácil. Tampoco vas a tener un abanico enorme de productos donde elegir.

Lo mejor es ir a por neveras de la máxima eficiencia, es decir, frigoríficos A+++, los que tienen la más alta clasificación energética. Eso o comprar una mininevera. A continuación te apuntamos los aspectos más importantes para elegir la mejor nevera para placas solares:

Consumo

Sin duda, este es el punto primordial en el que debes fijarte. La rentabilidad de las placas solares está fuera de toda duda. Aún así, no todo es perfecto. Si tu nevera tiene un consumo demasiado alto para lo que producen tus placas solares, estarías tirando el dinero (salvo que no te importe consumir electricidad de la red general).

Por otra parte, tampoco querrás ir muy al límite. Si el consumo de la nevera es muy similar a la producción energética de los paneles solares, entonces esa electricidad sólo servirá para alimentar el frigorífico y nada más. Recuerda que la nevera es uno de los pocos electrodomésticos que necesitan estar encendidos las 24 horas del día.

Por lo tanto, asegúrate de que la nevera que compres tenga un consumo anual (expresado en kilovatios/hora -kWh-) lo más bajo posible. Lógicamente, se trata de una cifra media, pues el consumo de cada día depende de muchas cosas (potencia, nivel de llenado, temperatura programada…).

Cuidado: verás que en muchos productos se anuncia una clasificación energética y luego en la ficha consta otra mucho peor. Esto es porque el criterio ha ido cambiando con los años, siendo cada vez más estricto. Tanto es así que algunos productos con clasificación A++ pasan a ser F en las últimas fichas, pero el consumo no ha variado.

Capacidad

Una vez que hayas comprobado que una nevera determinada pueda ser alimentada por tus placas solares, lo siguiente que querrás obtener es la mayor capacidad posible. Ten en cuenta que dos neveras que exteriormente pueden parecer iguales, no tienen por qué serlo también por dentro.

Por suerte, este dato de la capacidad de las neveras también debe estar reflejado en la ficha técnica de la nevera, y harías bien en consultarlo. El volumen disponible está expresado en litros (L) y, lógicamente, cuantos más, mejor. Además, aparecerán tanto la capacidad de la nevera como la del congelador, por separado.

Dimensiones

Si el tema de la capacidad era importante, no lo es menos el de las dimensiones exteriores. 

Mide bien el hueco de tu cocina disponible para colocar la nevera y escoge una que encaje sin apreturas. Recuerda que la nevera debe tener un espacio reservado tanto en los laterales como (sobre todo) en la parte trasera.

Por otra parte, dado que estás mirando frigoríficos de bajo consumo para placas solares, quizás te interese plantearte minineveras que no ocupen mucho. Sin duda, éstas te cabrán en cualquier sitio y seguro que consumirán muy poca energía.

Ruido

Por último, pero no menos importante, está el tema del ruido del motor de la nevera. Para algunos, este asunto será irrelevante, pero para otras personas puede ser de vital importancia. Una nevera ruidosa puede llegar a ser un infierno para alguien sensible, dado que tiene que funcionar constantemente.

Recuerda que los frigoríficos no-frost (que son la mayoría) suelen hacer más ruiditos extraños aparte del sonido habitual del motor. Acuérdate de consultar la ficha de eficiencia energética, donde, por suerte, también está incluido el dato del volumen en decibelios (dB) del aparato.

¿Cuántas placas solares se necesitan para una nevera?

Para saber esto, primero consulta la potencia del frigorífico. Ojo, no el dato de consumo anual, sino los vatios (W) de potencia nominal. Si la cifra no está reflejada sobre el aparato, bucea en la ficha técnica del modelo, donde debe aparecer obligatoriamente (o bien pregunta al vendedor).

Una vez que obtengas ese dato, tienes que saber también el tipo de paneles solares que tienes. En concreto, la potencia máxima de cada uno de tus paneles solares. Por ejemplo, si tu nevera tiene una potencia de 750W y tus paneles son de 250W, lo que tienes que hacer es dividir esas cifras:

750 W de la nevera dividido entre 250 W de cada placa = 3 paneles

Por supuesto, el resultado será meramente orientativo. Ni las placas producen siempre el máximo posible ni el frigorífico consume siempre el máximo de potencia, pero te servirá para hacerte una idea.

Conclusiones

Alimentar un frigorífico con energía verde es una excelente idea, ya que es un gasto fijo. Por desgracia, no es fácil saber qué nevera comprar para una casa con paneles solares. La prioridad ha de estar siempre en las más eficientes y de menor tamaño, que son, claro está, las que menos energía consumen.

Compartir en redes